Versiones en video de estos cuentos infantiles

Ver estos cuentos infantiles o cuentos para niños en nuestro sitio

El video “Pifucio y el Tomate” puede verse en YouTube. Fue grabado por una locutora profesional, y se lo acompaña con fotos diversas.

Este es el primero de una serie de 15 videos que se irán publicando en las próximas semanas.

Si lo desea, puede adquirir el audio de los cuentos grabados por una locutora profesional.

El zapallo obediente

Cuantos infantiles para los mas ChiquitosCuentitos de MartinaCuentos para niños mas grandecitos de Pifucio – Cuentos tontos de Plomín – Cuentos locos de Tío Chiflete

RESULTA QUE un día que comía puchero (cocido), Plomín empezó a decir:

– Zapallo! – mirándolo a Berberecho.

– Zanahoria! – mirándola a Martina.

– Nabo! – mirándolo a Nahuel.

– Perejil! – mirándolo a Plomín.

Y cuando le decían algo, él contestaba:

– Zapallo, zanahoria, nabo, perejil, ¡cuántas cosas ricas hay en este puchero!.

Sigue leyendo

Los versitos de Martina

Cuantos infantiles para los mas ChiquitosCuentitos de MartinaCuentos para niños mas grandecitos de Pifucio – Cuentos tontos de Plomín – Cuentos locos de Tío Chiflete

RESULTA QUE los nenes estaban comiendo el postre, y Berberecho se había servido una porción enorme de frutillas con crema.

Martina se había quedado con ganas de comer más frutillas, pero él no le quería convidar. Entonces ella le cantó:

– Berberecho, mirá un ratón caminando por el techo…

Sigue leyendo

Juan y Servite

Ver estos cuentos infantiles o cuentos para niños en nuestro sitio

RESULTA QUE Berberecho había traído un paquetón de pochoclo (maíz inflado) y una botella grande de gaseosa, y estaba comiendo sin convidar a nadie.

Entonces Martina se puso a pensar cómo podía hacer para comer un poco de pochoclo. Y se le ocurrió engañarlo así:

– Berberecho, ¿conocés la adivinanza de Juan? – le dijo.

– No, ¿cómo es? – contestó él.

– Juan y Servite se fueron al río. Juan se ahogó. ¿quién quedó?
Sigue leyendo

Cuando Martina se perdió

Cuantos infantiles para los mas ChiquitosCuentitos de MartinaCuentos para niños mas grandecitos de Pifucio – Cuentos tontos de Plomín – Cuentos locos de Tío Chiflete

RESULTA QUE Martina era una nena muy desorientada. Siempre perdía las cosas y se perdía ella. Si iba sola al baño, no encontraba la llave de la luz. Si iba a la cocina, no encontraba la puerta de la heladera. Hasta cuando se acostaba, se le perdía la cabecera de la cama. En la calle, la mamá o el papá tenían que llevarla de la mano.

Un día, la nena se equivocó de puerta, y en vez de ir a la habitación salió a la calle.
Sigue leyendo

La llave perdida

Cuantos infantiles para los mas ChiquitosCuentitos de MartinaCuentos para niños mas grandecitos de Pifucio – Cuentos tontos de Plomín – Cuentos locos de Tío Chiflete

RESULTA QUE Martina, sus papás y su hermano Nahuel habían ido a pasar el día en un club, y volvían cansados y cargados de cosas. Al llegar a la casa, el papá intentó abrir la puerta. Pero buscó la llave en el bolsillo y no estaba. Buscó en todos los bolsillos y no estaba. La buscó en toda su ropa y tampoco. El papá miró a la mamá preocupado, porque parecía que se iba a largar a llover, y no tenían otra llave.
Sigue leyendo

La hormiga comilona

Ver estos cuentos infantiles o cuentos para niños en nuestro sitio

RESULTA QUE la familia de Martina había ido a hacer picnic junto al río, y mientras los papás descansaban, ella fue a dar una vueltita. Cuando volvió, le contó a Nahuel:

– Allá lejos, atrás del árbol, hay un cocodrilo enorme, con unos dientes largos como cuchillos.

– Martina, vos sabés que no hay que decir mentiras – le dijo la mamá.
Sigue leyendo

El cuento del cuento del cuento

RESULTA QUE Martina no querí a irse a dormir. El papá le dijo:

– Si te recostás un rato en la cama te cuento un cuento. Y le contó: – “Resulta que había una vez, un chanchito que no quería dormir. Entonces el papá del chanchito le dijo:

– Te voy a contar un cuento. – Y le contó: – “Resulta que había una vez, un gatito que no quería dormir. Entonces el papá del gatito le dijo:

– Te voy a contar un cuento. – Y le contó: – “Resulta que había una vez, un perrito que no quería dormir. Entonces el papá del perrito le dijo:

– Te voy a contar un cuento. – Y le contó: – “Resulta que había una vez, un monito que no quería dormir. Entonces el papá del monito le dijo…

Y contó dos animales más, y Martina se durmió.

El nombre del conejo

Ver estos cuentos infantiles o cuentos para niños en nuestro sitio

RESULTA QUE en el jardín de infantes tenían un conejo, y había que ponerle nombre. Martina le quería poner Martincita.

Berberecho le quería poner Berberechito.

Plomín le quería poner Plomincito.

Pifucio le querí a poner Federiquito.

La maestra propuso ponerle algún nombre bien de conejos. Los chicos dijeron: Orejita. Naricita. Bigotito. Colita. Conejín.
Sigue leyendo